Fábulas de Sangre y Rojo

Miércoles a Domingos de 10:00 am a 3:00 pm

5 diciembre, 2017

“Fábulas de Sangre y Rojo” de la artista Bernadette Despujols con la producción de Cerquone Projects y texto de Amalia Caputo.

Bernadette Despujols

There is a good principle

that created order, light and man

And a bad principle that

created chaos, darkness

and woman.

Culpa, placer y otros asuntos incómodos.

Las obras recientes de la artista y arquitecto venezolana Bernadette Despujols examinan, desde una variedad de perspectivas, muchas prácticas culturales profundamente arraigadas asociadas a los intentos por definir la feminidad contemporánea. En este sentido, la búsqueda de una respuesta a la pregunta de cómo una mujer, por la virtud de ser una mujer, despierta incomodidad en otros, parece ser uno de los postulados centrales explorados en su cuerpo de trabajo. Discurriendo de la culpa a la vergüenza, del sexo a la soledad, de la inocencia a la complicidad, Despujols expone la feminidad y el concepto de lo femenino como algo a ser comprendido no solo por mujeres, sino también por personas de todos los géneros.

La totalidad de las obra de Bernadette Despujols refiere al cuerpo y a su lugar en los constructos sociales y culturales específicos a las mujeres, y habla a la opinión de las mujeres sobre sí mismas, por sí mismas, en conjunto con la visión de los hombres y de la sociedad en general. A través de su arte, Bernadette sugiere asociaciones mentales que transitan por pensamientos íntimos sobre sexualidad e historias personales burlándose de las convenciones sociales dominantes, todo orientado a cuestionar cómo nosotras, las mujeres, somos percibidas por otros y cómo nos identificamos a nosotras mismas..

Para Culpa, placeres y otros asuntos incómodos, Despujols emplea una amplia gama de estrategias formales, incluyendo un conjunto de pinturas de pequeño formato, varias esculturas de concreto, una fotografía y dos instalaciones que, juntas, reflejan cómo nuestro mundo gira abiertamente, pero al mismo tiempo secretamente, en torno al sexo. Su obra abarca matices y sutilezas que giran en torno a la percepción cultural de las mujeres sobre sí mismas: viajes de culpa, expectativas sociales, deseo sexual, así como conexiones y pensamientos corporales íntimos. También explora la percepción de que la feminidad, de alguna manera, siempre está conectada con algún tipo de culpa y dibuja una delgada línea entre el humor sardónico y la abyección pura.

CULPA

La obra de Despujols cuestiona alusiones históricas, mitos y referencias con respecto a la percepción de que las mujeres son generalmente consideradas culpables por ellas mismas en primer lugar y luego por la sociedad en conjunto. Sus pinturas y esculturas hablan de una conciencia siempre presente de que, a lo largo de la historia, las mujeres parecen haberse condenado a sí mismas tanto como han sido condenadas por otros.

Por ejemplo, en su serie de pinturas de pequeño formato Otra mujer culpable (2016) Despujols trabaja con materiales encontrados en línea -fotografías de mujeres que han cometido o son víctimas de delitos sexuales- y reinterpreta los rostros de los condenados por la justicia o por sí mismos. Estas mujeres, entre las que incluye un autorretrato, se vuelven marginales ante la sociedad y son condenadas a la exclusión. Las pinturas al óleo sobre paneles industriales de Formica ™ representan las fotografías con trazos fuertes, utilizando una paleta neutra grisácea y pardusca que sugiere opresión y depresión, mostrando su intención de “tratar la carne humana como topografía”[1]. Su cabello, caras deformadas y expresiones faciales están más cerca de las representaciones fotográficas de Charcot de las mujeres con enfermedades mentales en el Salpetriere Hospital a mediados del siglo XIX, que de las mujeres contemporáneas que se encuentran en fotografías en línea. Sus pensamientos sobre el deseo y las experiencias personales sopesan el estigma sobre el comportamiento sexual y social de las mujeres y, al hacerlo, encarna su propia relación con la culpa, al tiempo que hace una declaración visceral sobre estas mujeres desconocidas, intensos y horripilantes miembros del género femenino, desagradables antihéroes alienados de la sociedad.

En su trabajo, Despujols también alude transversalmente al concepto del macho latino en el contexto venezolano (y, por tanto, latinoamericano), en el cual se supone que las mujeres deben seguir las normas prescritas del status quo, incluida la supresión del deseo; la culpa asociada con la actividad sexual explícita y el “ser salvaje”; expectativas con respecto a la fidelidad donde cualquier cosa contraria sería ciertamente condenada. Se entiende que cuando las mujeres se comportan sexualmente de la misma manera que sus contrapartes masculinas se les somete a un escrutinio más severo y, aún peor,  que son invariablemente discriminadas y excluidas.

Despujols, además, reflexiona sobre la injusticia que representa la percepción mujer en la sociedad y los viajes de culpa con los que se ven obligadas a lidiar: si una mujer decide tener hijos y descarta la opción de una vida profesional, es culpable de no aprovechar los avances feministas en el campo de trabajo; si renuncia a la maternidad y se dedica exclusivamente a la vida profesional, se le impone la verguenza de no tener un “instinto maternal”; si se relaciona libremente con el sexo, persigue experiencias sexuales de una manera más “masculina”, se la etiqueta como puta; si un hombre es infiel, es reverenciado como un “macho”, pero si una mujer es infiel, es llama “zorra”, ab nauseum.

PLACERES

Inflatable Love dolls (2015-2016), una serie de bustos femeninos de de cemento compuestos de muñecas sexuales de plástico rellenas de concreto, a primera vista parecen ser una versión truncada contemporánea de los torsos helenísticos. Se hace evidente que faltan sus extremidades y cabezas, pero que los orificios sexuales permanecen, resaltados, en su original pero [2]impenetrable plástico rosado o rojo. En palabras de Despujols, “La muñeca inflable de amor es una representación del cuerpo femenino; es a la vez figurativo y abstracto, ya que trata de reproducir la figura femenina, pero permanece fiel a sus orígenes como estructura inflable, como un objeto en sí mismo. La vagina es un agujero rosado, muy abstracto. Al llenar la muñeca con concreto se vuelve una escultura sólida, inamovible… “Sus torsos se convierten en símbolos de una objetificación imposible, ya que no es posible penetrar a estas muñecas, sus cavidades que inducen el placer han sido llenadas. En lugar de objetos blandos cuyo único propósito es el de satisfacer el deseo de los hombres en su soledad, se han convertido en torsos gravemente mutilados.

Quiéreme duro (2016) y Quiéreme suavecito son dos piezas Plexiglas reflectivo a gran escala que reflejan pedazos de frutas gigantes y vegetales en neón aludiendo con humor a los códigos sexuales y verbales y pertenecen a la serie en curso: Love is no game. Quiéreme duro, una berenjena gigante, tal vez un falo idealizado, reza a un lado:

I went on to you like an unseen river,

A river that changed nothing,

I passed through you like a dumb commercial

That you didn’t care to see,

While you waited for something better to forget as well

And because I instantly deleted those stupid pictures you sent me,

All you are today is a tale,

And possibly an abnormal Pap smear”

 

“Fui hacia ti como un río invisible,

Un río que no cambió nada,

Pasé a través de ti como un tonto comercial

Que no te importó ver,

Mientras esperabas algo mejor para olvidar también

Y porque borré al instante esas estúpidas fotos que me enviaste,

Hoy solo eres un cuento,

Y posiblemente una prueba anormal de Papanicolaou”

Despujols conecta la reflexión visual de nosotros mismo antes el espejo, mientras nos desafía a eludir o imaginar pensamientos. La otra pieza, Quiéreme suavecito, un melocotón gigante, que posiblemente simboliza el trasero de una mujer, cuestiona una vez más nuestra conexión con los estándares de género,  deseos secretos, conversaciones sexuales y con el deseo.

En el trabajo de Despujols, el placer se interpreta simultáneamente como ilimitado, bilateral y frontal. Ella cuestiona y ridiculiza las “voces internas femeninas” que parecen ser evocadas por el ojo del espectador mientras burla las tontas fantasías, fetiches y otros objetos de deseo de los hombres.

ASUNTOS INCOMODOS

En la serie I see myself everywhere, compuesta por dos esculturas, Sad Chair (2016) y The root of my desire (2016), Despujols también acompaña cada pieza con un texto. En Sad Chair, una silla suave, envuelta en piel de oveja, luce lujosos mechones rubios que caen en cascada al piso, aludiendo al tiempo y al anhelo. Su texto, escrito originalmente tanto en español como en inglés, dice:

Hay una silla de mentira, y una silla de verdad, 
Está durmiendo pero la peinan, 
Como si fuera de mentira, 
Y como si fuera de verdad, 
I don’t think she knows, 
But neither do I, 
She might be a young girl, 
She might be so old.”

“Hay una silla de mentira, y una silla de verdad,

Está durmiendo pero la peinan,

Como si fuera de mentira,

Y como si fuera de verdad,

No creo que ella sepa,

Pero yo tampoco,

Ella podría ser una chica joven,

Ella podría ser tan vieja “.

En The Root of my Desire, combina bronce, cemento y un “adorno para el pelo” hecho de raíz de bambú manipulada por el artista para producir un extraño, protohumano y multi-fálico objeto, el texto dice:

“I saw sex, desire
pretty and nasty,
with holes, balls and hairs,
nightmares and tongues
I saw it as provocative; and I saw it as disease
I saw it like a glass of water”

“Vi sexo, deseo

bonito y desagradable,

con huecos, bolas y pelos,

pesadillas y lenguas

Lo vi como provocativo; y lo vi como una enfermedad

Lo vi como un vaso de agua ”

En ambos trabajos, hay un importante proceso de conexión entre el título y los textos asociados con cada trabajo, sobre cómo el sexo “ocurre principalmente en el cerebro”, donde se han construido la mayoría de nuestros patrones sexuales, fantasías y comportamientos.

En el trabajo de Despujols, hay muchas capas de comentarios acerca de lo femenino; constructos sexuales y sociales; que se suman a la cultura machista de cuándo o cómo las mujeres debemos seguir las costumbres sociales impuestas por los hombres que regulan “cómo y qué se debe hacer”. Otra reflexión importante que se produce en la Sad Chair  está también relacionada con el envejecimiento y el tiempo, ya que Despujols piensa sobre la percepción temporal en relación con la manera en que los cambios corporales de las mujeres son percibidos con incomodidad por los estándares sociales, y las diferencias correspondientes entre hombres y mujeres en ese aspecto.

Una fotografía de Period Piece (2016) revela la ropa interior rosa de una mujer con una mancha menstrual con la imagen en esténcil de una sangrienta Virgen María. El texto dice:

“My period came this Sunday in the image of the Virgin Mary. I should: 

A- Go to church 

B- Order Bloody Mary for brunch.” 

“Mi periodo llegó este domingo en la imagen de la Virgen María. Yo debería:

A- Ir a la iglesia

B- Pedir un Bloody Mary para el brunch “.

Con humor mordaz, Despujols conecta la religión y un hecho natural innegable de la feminidad: la sangre menstrual, con frecuencia percibida como una terrible molestia que debería ocultarse o ignorarse, como si la feminidad estuviera comprendiera sólo la belleza, suavidad y limpieza explícitamente moldeadas por medios y publicidad.

Por último, pero no por eso menos importante, un lúdico tobogán de lengua  a escala humana “Love is no game” (2016) se adentra nuevamente en temas como la juguetonería , el deseo y el placer. Con nuestra lengua, saboreamos el mundo, lamemos, tragamos, nos comunicamos. La lengua, un participante sexual intensamente activo, está aquí destinada a ser utilizada como un tobogán. Nos vemos enfrentados, una vez más, con la la incómoda pero divertida confrontación de nuestros propios pensamientos con respecto a la imaginación y al sexo. Así, Despujols conecta esta corriente de pensamiento poético consciente-inconsciente de una manera lúdica y poderosa.

La obra de Despujols nunca deja al espectador sintiéndose indiferente o a gusto. Al abrir un amplio portal que conecta nuestros pensamientos íntimos con sus obras, ella logra vincular el cuerpo con la mente; el consciente con el subconsciente; el juez con el juzgado. Mediante el uso de la delicadeza, la dureza, el humor, la abyección, el doble sentido y evidente picardía, su trabajo sondea los múltiples ángulos mediante los cuales podemos pensar en una definición contemporánea de feminidad, sexualidad y amor, y sin embargo hay una presente, subyacente y sombría reflexión sobre todas las cosas humanas.

Amalia Caputo

[1] Entrevista con la artista, Agosto de 2016.

[2] Extracto de la declaración de la artista

Es efectivamente un tobogan?

Esto también podría ser como alegría, pero me parece más apropiado. La palabra en ingles es Playfulness

La artista

Bernadette Despujols nació en 1986 en Barquisimeto, Venezuela. Estudió Arquitectura en la Universidad Central de Venezuela (UCV), donde se graduó con honores en 2007. Poco después, continuó su educación en la École Nationale Supérieure des Beaux-Arts en París, donde tomó clases de arquitectura, intercambio cultural, morfología y anatomía antes de comenzar sus esfuerzos en la creación artística. Despujols enseñó Diseño Arquitectónico en la Escuela de Arquitectura de la Universidad Central de Venezuela antes de mudarse a los EE. UU. Para obtener su MFA en Artes Visuales en el Instituto de Artes de California (Cal Arts) en 2010. La práctica artística de Despujols es altamente expansiva, ya que Ella incorpora una amplia gama de diferentes medios, incluyendo pintura, escultura, video e instalación. Su trabajo actual gira y cuestiona alusiones históricas, mitos y referencias sobre la percepción de la mujer, el sexo y la vida contemporánea. Ella comparte su tiempo entre su firma arquitectónica y su práctica artística. Vive y trabaja en Miami desde 2013.

INFORMACIÓN DE LA EXPOSICIÓN ACTUAL

Fecha Inicio:
02/12/2017

Dirección:
Av. Universidad con prolongación
Cecilio Acosta

Sala:
Sala Lateral

Artista:
Bernadette Despujols