Curiositas

Horario de visita: martes a domingo de 10:00 am a 5:00 pm

9 diciembre, 2016

La nueva edición del programa expositivo Miradas Curatoriales  este año bajo el título de “Curiositas”. 

El Programa Miradas curatoriales a la colección, invita a curadores a que analicen, estudien y realicen un proyecto expositivo, basado en obras de la colección MACZUL e invite a otros artistas ausentes en la misma que terminaran de cerrar el discurso propuesto. De esta manera se va alimentando el patrimonio de #NuestroMuseo con miradas plurales provenientes de los más importantes pensadores del arte venezolano.

“Curiositas” a cargo de Gerardo Zavarce y Marilyn Fernández en esta edición de Miradas Curatoriales, presentan una propuesta curatorial y museográfica en la que establecen de manera dialógica, una relación entre el espectador y cada obra, a través de una selección proveniente de la Colección MACZUL y otro grupo de obras de artistas invitados, con el objetivo de generar inquietudes sobre temas que han estado presentes en toda la historia de la humanidad: ¿Qué es dios? ¿Qué es la naturaleza? ¿Qué es lo humano? ¿Qué es la sociedad? Y ¿Qué es la historia?

Preguntas fundamentales que han tratado de responder diferentes disciplinas, en distintas épocas y civilizaciones, desde la religión, la filosofía, la ciencia y en especial desde el arte, lo que los motiva a hacer esta revisión para seguir preguntando, obteniendo respuestas o no, con propuestas que mantienen conexiones intrínsecas entre la naturaleza, la sociedad, la historia, lo humano, Dios, y por supuesto el arte.

Los artistas seleccionados de la Colección MACZUL son: Oscar Machado, Alirio Rodríguez, José Ramón Sánchez, María Teresa Torras, Alejandro Otero, Francisco Narváez, Jesús Soto, Martín Tovar y Tovar, Arturo Michelena, Ernesto Zalez, Alberto Asprino, y Francisco Bugallo.

Artistas invitados: Jorge Domínguez Dubuc, Suwon Lee, Erika Ordosgoitti, Magdalena Fernández, Conrado Pittari, Gala Garrido, Iván Candeo, Yolanda Duarte, Pietro Daprano, José Vívenes  y Juan Carlos Rodríguez.

Curiositas

Palabra de origen latín que significa curiosidad. La curiosidad es el deseo que nace por conocer algo, el deseo de saber. Pero, ¿qué despierta este deseo?

La curiosidad se asocia con un instinto, común entre humanos y animales, un impulso por conocer algo que nos intriga, pero que no siempre tiene un buen fin, como dicen, hay cosas que es mejor no saber. De este principio nace el refrán: La curiosidad mató al gato. Pero también dicen que la satisfacción lo revivió.

Es por ello que la búsqueda del conocimiento que nace de la inquietud, de la necesidad de saber, implica un proceso de investigación, de descubrimiento que nos puede llevar a conocer lo inimaginable, algo que puede ser trascendental de alguna manera, o quizás no. Lo importante es mantener vivo en nosotros esa necesidad de saber, de respondernos grandes interrogantes.

En toda la historia de la humanidad, en todas las épocas y civilizaciones, siempre ha existido la necesidad de saber, de responder interrogantes fundamentales como: ¿Qué es dios?, ¿Qué es la naturaleza?, ¿Qué es lo humano? ¿Qué es la sociedad? y ¿Qué es la historia? Estas preguntas son los hilos que se entretejen en las obras que presentamos, son los ejes conectores que sustentan esta muestra, haciendo que cada obra, ya sea por sí misma o en compañía de otras active mecanismos de interpretación, acercamiento, asombro. Cada obra partiendo de su propio universo nos presenta facetas o multifacetas de lo que concebimos como naturaleza, cosmogonías muy personales o universales, encarnadas desde la misma humanidad, compleja y absurda, banal o divina, la sociedad y la historia, una energía vital que une todas estas visiones, miradas de una humanidad que no se concibe sin el arte, como recurso para dar respuestas o simplemente como expresión.

Vale dar un paseo por la curiosidad, preguntar y si es posible responder, ante este grupo de obras, darle oportunidad a la creatividad y desde el arte mirarnos y dejar fluir esa misma naturaleza que sigue manifestándose, preguntándose y redefiniéndose en cada época, y en este momento actual desde el arte contemporáneo, sus hacedores y espectadores.

Marilyn Fernández

Co-Curadora

Departamento de Educación MACZUL

Curiositas. Preguntas fundamentales a través de la colección MACZUL

Sostiene Antoine Prost en su breve disertación sobre: “las preguntas del historiador” que: “Sin hechos no hay historia, como no la hay sin preguntas, de modo que éstas ocupan un lugar capital en su construcción” En este sentido, para Prost son las interrogantes o preguntas históricas las que definen las fronteras de la disciplina de la historiografía, producen los objetos de la historia y actúan como marco para su configuración epistemológica. Ahora bien, siguiendo al autor puede inferirse, que no se trata de articular cualquier pregunta para que éstas puedan erigirse como signo de la historia; sino –por el contrario- únicamente son significativas aquellas interrogantes que son producidas bajo la curiosidad y la comprensión, fraguadas ambas al calor de los protocolos de la historiografía como práctica intelectual.

Entonces, podemos sugerir que reflexionar sobre la construcción de la narración histórica del sentido a través de preguntas lleva implícita una clara intención y visión de las realidades que se pretende construir: ¿Qué? ¿Para que? ¿Cómo? Así, las “preguntas históricas” definen (redefinen) de forma dinámica y permanente los hechos históricos a ser estudiados, las fuentes y documentos susceptibles de análisis e interpretación y las estrategias metodológicas a ser desplegadas, con la finalidad de  construir discursos particulares sobre algunas cuestiones que inquietan al sujeto que pretende conocer.

Al ser las “preguntas históricas” la clave articuladora de las dinámicas de la historia como disciplina de conocimiento. Resulta esencial el rol y las implicaciones que el historiador comienza a jugar dentro de las nuevas relaciones sujeto/objeto, en el marco de la construcción del saber. Indudablemente, esta perspectiva se convierte en un hecho capital dentro de las ideas que desarrolla Prost, ya que: definir la historia como disciplina a partir de las “interrogantes del historiador” implica comprender la historia como un ejercicio autoreflexivo sobre la propia práctica del historiador. Visto desde este horizonte de sentido se entiende que: nuevas preguntas, definan nuevos objetos; nuevas estrategias metodológicas y nuevas consideraciones conceptuales.

No obstante, queda claro que no todas las “interrogantes históricas” garantizan su pertinencia a la hora de ser evaluadas desde la dimensión de la construcción del saber propiamente académico. Para Prost las “nuevas preguntas”  adquieren legitimidad en la medida que permitan “avanzar” a  la historia como disciplina de conocimiento. Por tanto, no sólo se trata de establecer una nueva sensibilidad epistemológica a la hora de reflexionar sobre el nuevo rol del investigador en la relación sujeto-objeto, en el marco de la construcción del conocimiento; sino de la configuración de un diálogo reflexivo permanente y, “epistemológicamente vigilante” -siguiendo las ideas de Bachelard- sobre las implicaciones que esta dinámica representa en el marco de las perspectivas teóricas y metodológicas de la historia como disciplina del saber propiamente científico.

Entendido de esta manera, las “preguntas del historiador” permiten abordar como hechos cualquier trama sensible de la realidad, cuya huella de significación sea susceptible de abrir un diálogo amplio, no sólo con el investigador; el diálogo debe ser también con los discursos y prácticas que conforman los campos de conocimiento que lo alberga.

En este sentido, a través de la presente exposición hemos querido desplegar un tejido de diálogos entre un conjunto de obras que conforman la colección del Museo de Arte Contemporáneo del Zulia (MACZUL) y de algunos artistas invitados. Abrir un diálogo para proponer senderos críticos al espectador creativo y curioso. Un diálogo que propone concebir a la colección como documento susceptible de ser interrogado y cuestionado.

Entonces, queremos proponer mediante curiositas la construcción de un diálogo empático y agónico. Un diálogo en el ruido y en la diferencia. Se trata de propiciar un intercambio de sentido construido desde la duda y la curiosidad. Un deseo por la configuración de nuevos alfabetos visuales.

Por tanto, hemos considerado que detenernos sobre las preguntas fundamentales para definir la historia de las ideas representa un excelente punto de partida para hacer de la colección un discurso discontinuo y dialéctico de voces y sentido. Una polifonía cargada de armonías disonantes como el propio devenir del tiempo. Para el historiador Franklin L. Baumer la historia de las ideas puede conjugarse a través de cinco preguntas que denomina fundamentales: a) ¿Qué es Dios? b) ¿Qué  es la naturaleza? c) ¿Qué  es el hombre? d) ¿Qué  es la sociedad? y e) ¿Qué es la historia? Estas son las preguntas de un sujeto que busca comprender y para lograrlo se sumerge cargado de inquietudes en la búsqueda de algunas respuestas, la curiosidad alimenta el deseo para acometer esta tarea.

Nosotros para definir las perspectivas de nuestras propias miradas curatoriales sobre la colección del MACZUL nos gustaría sumar a las interrogantes de Baumer una sexta pregunta ¿Qué es el arte? Así que, parafraseando a Prost podemos proponer que: Sin arte no hay historia, como no la hay sin preguntas, de modo que la experiencia sensible ocupa un lugar capital en su construcción y comprensión. ¿usted qué opina? ¿No tiene dudas al respecto? lo invitamos a explorar nuevos senderos y conexiones. Participar es construir el sentido de nuestra propia historia, a través de nuestras propias voces.

Gerardo Zavarce 

Curador 

INFORMACIÓN DE LA EXPOSICIÓN ACTUAL

Fecha Inicio:
26/11/2016

Fecha Fin:
02/04/2017

Dirección:
Av. Universidad con prolongación
Cecilio Acosta

Sala:
Sala 2

Artista:
VARIOS